domingo, octubre 23, 2016

Entre guardaviñas y abadías

Hoy tenía ganas de dar un paseo para fotografiar los viñedos riojanos los cuales en esta época cogen un color espectacular. Mi idea era no darme una paliza de andar, algo ligero, así que me he decantado por la ruta de los guardaviñas, una sencillo recorrido por los viñedos situados entre las localidades de Cárdenas y Badarán.

Hemos dejado el coche en Badarán y primero hemos salido en dirección hacia Cordovín para ver un primer guardaviñas, el más grande y mejor conservado de los tres que hemos visto en total. Luego ya hemos tomado la carretera de Cárdenas para hacer la ruta propiamente dicha, en total nos han saldio un 9Km de suave paseo.

A las viñas todavía les falta unos cuantos días para estar en su máximo esplendor, la mayoría aún estaban de color muy verde, pero aún así hemos pillado unas cuantas cepas con colores más "otoñales".

Guardaviñas

Viñedos todavía verdes

Viñedos otoñales (I)

Viñedos otoñales (II) 

 Variedad de colores

Como hoy hemos acabado pronto la labor nos ha dado tiempo a parar en Cañas para fotografiar la Abadía Cisterciense. Ya habíamos estado hace unos años pero aquella vez entramos sin cámara de fotos por lo que hemos decidido repetir visita, en realidad he entrado yo solo ya que Edith se ha quedado fuera con Fidel.

A día de hoy la Abadía sigue habitada por una Comunidad de monjas de clausura las cuales fundaron este lugar en el año 1170. Por 4€ la visita se puede hacer guiada o de forma libre. Los lugares que se visitan dentro de la abadía son los sigueintes:
  • Iglesia: en ella destacan el ábside con las ventanas de alabastro y el Retablo mayor Renacentista.
  • Sepulcro de la sala capitular:  entre otras aquí está enterrada Doña Urraca López de Haro.
  • Sala de reliquias: aquí se guarda una importante colección de reliquias, también hay una tienda.
  • Cilla-museo: estas dependencias antes eran el almacén y bodega, ahora alberga fondos de la abadía (retablos, relieves, cuadros...)
Exterior de la Abadía

Retablo Mayor

Ábside principal de la Iglesia

Tumba de Doña Urraca López de Haro

Tienda de la sala de reliquias

 Museo

sábado, octubre 15, 2016

Las Merindades (II)

La comarca burgalesa de las Merindades me encanta. Ya estuvimos hace un par de años haciendo una vista a esta zona pero como nos quedaron cosas sin ver hoy hemos vuelto a acabar aquella visita.

La ciudad de Frías ha sido el primer destino del día, este municipio cuenta con el honor de ser la ciudad más pequeña de España.

Aparcamos en el parking que hay detrás del castillo y nos dedicamos a ver esta bonita localidad, sus puntos más destacados son las casas colgantes, la Iglesia parroquial de San Vicente Mártir y San Sebastián y el Castillo. A este último no entramos ya que no podíamos entrar con Fidel, nos conformamos con verlo desde fuera.

Tras la visita al núcleo de Frías cogimos el coche para desplazarnos por los alrededores del pueblo, primero nos acercamos hasta el Ebro donde visitamos el puente Romano y luego hasta el Monasterio de Sta María del Vadillo con el objetivo de poder fotografiar el pueblo entero.

Casas colgantes (I)

Iglesia parroquial de San Vicente Mártir y San Sebastián

Puente medieval

Vista completa de Frías desde el sureste

Compramos unos bocadillos de tortilla de patata y nos adentramos en el Valle de Tobalina con intención de desplazarnos hasta Herrán. Desde Herrán se suele hacer la famosa ruta que recorre el Desfiladero del río Purón hasta el Parque Natural de Valderejo. -Consultar ruta en Senderioja-

Es una ruta agradable pero que no me pareció nada del otro mundo para lo famosa que es, sí que me gustó la Iglesia abandonada de Ribera. Además, también visitamos la zona del Pópilo, situado al sureste de Herrán, esta es una zona de antiguos eremitorios y necrópolis, nos pareció menos interesante que otros lugares que hemos visto de este mismo estilo.


Desfiladero del río Purón

Interior de la Iglesia de Ribera

Pópilo de Herrán

Todavía teníamos casi toda la tarde por delante así que seguimos carretera: siguiente parada en Pedrosa de Tobalina para ver una cascada del río Jerea. No bajaba con demasiada agua pero nos gustó el sitio, visitamos la cascada tanto de abajo como desde arriba.

Cascada de Pedrosa de Tobera

Tras echar un refrigerio en un garito junto a la cascada seguimos la carretera que va paralela al río Jerea para llegar hasta la Ermita de San Pantaleón de Losa. Este lugar destaca por la belleza de la construcción pero también por el original emplazamiento, justo en el final de una montaña que parece la proa de un barco.

Mediante un sencillo y agradable paseo de aproximadamente un kilómetro llegamos hasta la ermita, la encontramos cerrada pero nos llamó al atención la entrada la cual está flanqueada por dos curiosas figuras: un atlante que lleva un saco a la espalda y un rayo en zig-zag. La Ermita también es famosa por haber conservado una reliquia de San Pantaleón del que se dice que su sangre que se licuaba el día de su festividad, esto atraía a numerosos peregrinos y curiosos por ciertas leyendas relacionadas con el Santo Grial.

Montaña donde está la Ermita de San Pantaleón de Losa

Cubo de Rubik y Ermita de San Pantaleón de Losa al fondo

 Atlante en la entrada a la ermita

martes, octubre 11, 2016

El viejo Mansilla emerge de las aguas

Debido a lo poco que está lloviendo este año el Pantano de Mansilla está con niveles de agua muy preocupantes, muy por debajo de como debería estar. Es cierto que todos los años en los meses de Septiembre y Octubre suele alcanzar los mínimos anuales pero este año se ha superado.

Cuando el nivel de agua está tan bajo es cuando los edificios del viejo Mansilla empiezan a asomarse, este antiguo pueblo fue desalojado en el año 1959 y sus vecinos trasladados al actual Mansilla, situado tan solo a unos 300 metros y un poco más arriba que el viejo pueblo.

Yo quería haberme acercado el pasado fin de semana a verlo pero debido que la noticia se publicó en el periódico de la Rioja se esperaba mucha afluencia de gente, por ello preferí subir un día de entre semana. Tampoco lo podíamos dejar mucho más ya que para mañana ya se anuncian lluvias.

A pesar de llegar un martes por la tarde nos encontramos unos cuantos coches aparcados junto al viejo Mansilla. Nos impresionó nada más verlo, enseguida notamos que el viejo pueblo era mucho más importante que el actual, de hecho cuando el pueblo se desalojó en él vivían alrededor de las 500 personas; actualmente apenas llegan a 60.

Además de la gran iglesia destacan unos cuantos edificios que se mantienen bastante estables a pesar de pasarse gran parte del año bajo el agua. También destaca el río Gatón el cual atraviesa el pueblo de Norte a Sur permitiendo cruzar la orilla gracias hasta a cinco puentes que contamos.

Antes de llegar al viejo mansilla también paramos al otro lado del actual Mansilla a echar unas fotos de las viejas instalaciones industriales de las minas de plata y plomo situadas en el Barranco de Cambrones.

Instalaciones de las antiguas minas de plata y plomo

Viejo Mansilla (I)

Viejo Mansilla (II) 

Viejo Mansilla (III)

sábado, octubre 01, 2016

Vía verde del Ferrocarril Vasco Navarro

Por fin hoy he acabado la vía verde del ferrocarril vasco navarro, una larga vía verde de 78,2 Km que une el puerto de Arlaban en la muga entre Alava y Guipuzcoa con Estella.

Hoy hemos hecho la etapa que me quedaba entre Antoñana y la Ermita de Santo Toribio. Para ello hemos llevado mi bici en la furgoneta y hemos alquilado otra para Edith en el Centro de Interpretación de la vía verde que hay en Antoñana. Merce la pena alquilar bicicleta aquí ya que tan solo cuesta 4€ por toda una mañana o una tarde.

La ruta de hoy han sido solo 22Km en total de ida y vuelta y menos mal que no han sido más porque hemos llevado a Fidel y al pobre ya se le notan mucho los años, ha ido todo el trayecto con la lengua fuera "chupando rueda", hemos tenido que ir despacio para que nos pudiera seguir.

Las etapas tal como yo las he hecho han sido estas (la distancias son de ida y vuelta)
  • Vitoria - Puerto de Arlaban: 28Km
  • Vitoria - Túnel de Laminoria: 34Km
  • Antoñana - Ermita de Santo Toribio: 22Km
  • Antoañana - Acedo: 30Km
  • Estella - Murieta: 40Km
Es una vía verde muy interesante, la cual transita junto a muchas viejas estaciones de tren, túneles, puentes y bonitos pueblos. La mayor parte del trazado es de tierra compactada o aslfato así que es muy cómodo rodar por ella. Además, al igual que el resto de vías verdes, el desnivel que presenta es muy llevadero por lo que es apta para todos los públicos, solo hay que saber calcular la distancia que queremos hacer. La única pega que tiene es que a día de hoy el túnel de laminoria sigue cerrado por lo que para pasarlo hay que desviarse por un puerto de montaña no acondicionado como verde en el que se hacen 8Km con fuerte desnivel. Yo esta parte no la he hecho, en la etapa de hoy solo llegué a la Ermita de Santo Toribio.

Leer la información completa en la página oficial de vías verdes